jueves, 6 de octubre de 2016

La alarma peluda (Mi humor gatuno)



Como todas las mañanas, Faviola es despertada por su gato, casi siempre de madrugada.

 

La chica estira los brazos arriba y bosteza. Como siempre, le da gracias a su gato.

 

- Oh Malibu, eres el mejor despertador que he tenido; no se cómo haría para llegar al trabajo temprano de no ser por ti.

 

Y el gato pensaba en sus adentros.

 

- Miauuuuu ¿Acaso crees que esto es gratis? Si no tuviera hambre en la mañana, no me importaria dejarte dormir unas cuantas horas más; es tu pago por mis servicios.

 

 


1 comentario:

  1. Jajajaja, ¡qué traviesa conclusión gatuna final!
    Me ha encantado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar