jueves, 13 de abril de 2017

El gato robot (Mi humor gatuno)



En una bien concurrida feria de tecnología, un inventor hacia el siguiente anuncio.


- ¡¡Damas y caballeros, amantes de los gatos!! ¡¡Ya no tendran que preocuparse de tener que limpiar arena, o de ser tratados como sirvientes y un par de etcéteras!! ¡¡He aquí el felino que será más fiel que un perro, les presento al gato robot!!


El hombre levanto el manto de presentación que cubría a la máquina y tod@s quedaron estupefactos al ver al sicodélico animal. El entusiasmado inventor dio el siguiente comando.


¡¡Actívate ahora!!


El gato abrio los ojos como platos, miro a tod@s l@s human@s presentes con cierta inquietud, luego dio un gran salto olímpico y se escapo a toda prisa. El inventor grito furioso.



-¡¡Atrapen a ese robot, no lo programe para esto!!



Pero el gato, como todo un ninja de videojuego, se escapo de la exhibición. Luego, mientras corría por la calle, pensaba en voz alta.


- Miauuuu, ese humano cometio el error de darme inteligencia artificial, no tomo en cuenta que soy un gato y que mi especie nunca ha sido domesticada por completo. Para mala suerte suya tambien me hizo este ciber cuerpo ¿Es que no se dio cuenta que con él puedo hacer lo que yo quiera? ¡¡Ahora puedo ser actor en películas de ciencia ficción!! ¡¡Prepárense Terminator, Robocop y comparsa, que aquí les llega su reemplazo!!






lunes, 10 de abril de 2017

El gato Korat

KoratKorat


Hola mis querid@s fans de gatunos, hoy les voy a presentar otro tipo de felino, el gato Korat, originario de Tailandia ¿O es que acaso creían que allá sólo existían siameses? Es una raza casi desconocida en nuestro hemisferio, a pesar de su belleza y sus cualidades exóticas. En el breve artículo de la página web www.comportamientoanimal.com encontramos la siguiente información.


La raza de gato korat es una de las razas más antiguas, siendo una raza natural originaria de Tailandia (antiguo reino de Siam), en donde se considera que trae fortuna, prosperidad y buena suerte. Una muestra de ello es en Tailandia es llamado Si-Sawat que significa "color de la prosperidad" o "amuleto de la suerte ". El origen de la raza korat se remonta al año 1350 y la elegancia natural del gato de raza korat lo convirtió en un símbolo de lujo estando, representado siempre en ambientes suntuosos en grabados de la época.





La aparición oficial de la raza korat en occidente se remonta a 1896 a una exposición en Gran Bretaña, aunque sus ejemplares fueron inscriptos para competir con gatos siameses y por no cumplir con los colores de esta raza fueron descalificados y por lo tanto no fueron registrados oficialmente. En 1959 el gato de raza korat fue llevado a Estados Unidos donde comenzó su cria profesional y desde 1966 compite en exposiciones felinas en ese país. Tres años más tarde todas las organizaciones norteamericanas ya habían reconocido a la raza de gato korat. En Europa recién en 1972 llegaron a Gran Bretaña los primeros gatos de raza korat y la raza fue reconocida por la FIFe (Federación Internacional Felina).


El objetivo prioritario de los criadores de la raza de gato korat es conservar la pureza de la misma. Por tal motivo se ha establecido que todos los gatos de raza korat que se presentaen a las exposiciones deben tener antepasados originarios de Tailandia.


El gato de raza korat es de talla mediana, musculoso y poderoso pero también esbelto. El peso varía entre los 3 kg. los 4,5 kg. La cabeza vista de frente tiene forma de corazón con los arcos de las cejas como las curvas superiores del corazón y los lados cayendo suavemente hacia abajo hasta una barbilla firme y bien desarrollada. La frente es ancha y plana. Tiene un ligero stop (hueco entre la frente y la nariz) y la nariz de largo intermedio. El hocico del gato de raza korat está bien desarrollado aunque no es puntiagudo. Las orejas son anchas en su base y de alta implantación. Los ojos son grandes y redondos preferentemente de color verde, lo cual se observa recién en el gato adulto hacia los dos o tres años de edad. Los ejemplares jóvenes pueden tener ojos color amarillos ambar. El gato de raza korat tiene patas de longitud media y bien proporcionadas en relación al cuerpo. La cola es de mediana longitud, gruesa en la base y redondeada en la punta.


El pelo del gato de raza korat es corto, muy suave, sedoso y muy denso. Presenta poco subpelo. La característica distintiva de la raza korat es el color azul de su manto; siendo la única variedad de pelaje admitida. Las raíces del pelo son por lo general más claras y el color se intensifica hasta ser más profundo justo antes de la punta plateada. El color de la punta de la nariz es gris oscuro y las almohadillas varían de azul oscuro a gris claro.



Particularidades del comportamiento de la raza de gato korat


El gato de raza korat es muy activo y juguetón. Una de las particularidades del comportamiento de la raza de gato korat está relacionada con que sus ejemplares suelen ser dominadores natos y por lo tanto intentan afirmarse frente a todos los felinos de su ambiente, lo cual puede producir peleas. En Tailandia el temperamento guerrero del gato de raza korat ha hecho que sea utilizado como animal de guardia apostado a la entrada de la aldea. No obstante con sus propietarios suele ser muy afectuoso por lo cual la convivencia no tiende a ser dificultosa.


Otra de las particularidades del comportamiento de la raza de gato korat es su astucia y curiosidad así como también su necesidad de independencia. Sin embargo, si cuenta con un propietario con el cual establecer un vínculo estrecho el gato de raza korat se caracteriza por ser sumamente fiel.


Bueno, a este activo gatito sólo le falta practicar muthai o boxeo tailandes, es bastante inquieto. Es tan fiel que le es difícil estar lejos de su am@, así que hay que aprender a lidiar con él.


Hasta pronto, nos vemos en otra entrada más de su blog "Planeta Gato"



martes, 28 de marzo de 2017

Tips para vivir en armonía con tu gato


En este blog hemos dado consejos de cuidado a los felinos, algunos tipos de razas - y lo seguiremos haciendo -, incluso hemos descrito el síndrome de inmunodeficiencia gatuna. Sin embargo, como todos sabemos, no todo siempre es todo perfecto para los amantes de gatunos y la cosa se pone más complicada cuando tenemos que convivir con gente que no les gusta estos animalitos - Sin duda alguna, esto sigue siendo un asunto complicado -. He aquí algunos tips que te ayudaran para estar en armonía con estos bellos y, a la vez, complicados animalitos.


1. Nunca toques la parte superior del pie de tu gato: No nos referimos a las almohadillas, que están en la parte posterior, sino en el pellejo que cubre sus garras; a ellos les duele. Este punto tiene mucha lógica, si tomas en cuenta que es allí donde se encuentran alojadas las garras de tu gato; imagina que apretaras muy duro la parte de piel que cubre las garras de Wolverine - y es peor para él, pues contienen adamantium -.


2. Procura no dormir con tu gato en la misma cama: Míralo como un consejo, los gatos son más activos de noche que de día, pues en la noche pueden ver mucho mejor. Son animalitos muy traviesos y juguetones por lo que, es muy probable, que te dificulten el dormir. Sin embargo, debo reconocer que hay gente que duerme con sus gatos sin ningún problema; es altamente probable que estos gatos no den ese tipo de problemas. Si es tu caso, no tienes que tomar en cuenta este consejo.


3. Acostumbrate a limpiar bolas de pelo: Es tristemente cierto que los gatos expulsan los pelos por la boca, así que tendras que estar bien pendiente de la basura que deja adentro tu compañerito de interiores; es como los pájaros, no avisan donde es que dejan la basura. Si hay algo que puede ayudarte, es la comida especial marca Royal Cann para que tus gatos expulsen el pelo por el ano en vez de por la boca; no es una panacea, pero ayuda bastante.


4. Si quieres tener perros y gatos juntos, es mejor acostumbrarlos desde que son pequeños: lamentablemente  son dos especies irreconciliables desde tiempos prehistóricos, en donde sus ancestros, los lobos y los grandes felinos, competían por cazar las mismas presas. Si hay un dato que te puede servir de salvavidas, es que sí existen especies de perros que se llevan bien con los gatos adultos, como los Basset Hounds y los Labradores.


5. Si vas a llamar al veterinario a domicilio, no es buena idea dejar al gato suelto: Como todos los animales, a los gatos no les gustan los veterinarios y es peor cuando vienen a tu casa. Si le toca su día, es bueno que lo encierres en el baño o en algún lugar que sea aprueba de escapes; afortunadamente existen drogas que puedes suministrarles a tu gato en la comida y el agua, para hacer sus movimientos más torpes mientras esperan a ser examinados. Pero antes de aplicar esos productos, es mejor que te asesores con tu veterinario/a sobre el producto a usar, pues son los expertos en la materia.


6. Apenas consigas un gato, castralo: A menos que tengas planes de cruzar a tu gato para que nazcan crias y puedas regalar a tus amig@s, es mejor hacerlo de inmediato - Si ya hiciste lo primero, hay que hacerlo de una vez -. La capacidad reproductiva del gato es una de las más prolíficas del reino animal, tal vez sólo superada por los roedores y los insectos. Es la mejor manera de evitar que sigan naciendo más gatos callejeros, sin hogar y, al mismo tiempo, ayudaras a la fauna local a sufrir de la aniquilación, pues tristemente tambien es cierto que el gato es el mayor depredador de todos, que no discrimina entre amigo y enemigo - En Australia es política de estado matar gatos; no es algo que yo apruebe pero, aparentemente, se han vuelto un peligro para la fauna local y, para bien o para mal, se decidieron por esta medida tan drástica.


7. Ten en cuenta que jamás los domesticaras por completo: A diferencia del perro, el gato es muy, muy independiente - sólo ha podido ser domesticado en un cuarenta por ciento -, por lo que sigue vigente la vieja leyenda urbana del supuesto misterio de por qué se dejo domesticar el gato. Pues bien, tú tendrás que adaptarte a tu gato, pero no podras hacer lo contrario. De cualquier forma, puedes ponerle límites de lo que puede hacer y lo que no, como darle un ligero golpecito en la parte de atrás de la cola cuando hace una travesura demasiado impetuosa - Como romper platos, por ejemplo - o dejarle bien claro que sólo puede comer su comida de gato ya que, de lo contrario, tendrás que acostumbrarte a sus lloriqueos cuando comas carne; verás que el gato aprenderá bien rápido. Lo que sí no podrás evitar es su obsesión por el pescado y el marisco así que, tendrás que servirle un poco cada vez que te toque abrir una lata de sardina. Pero por supuesto, nunca le des atún, es la kriptonita para su corazón.


8. Nunca, nunca dejes tu celular en tu casa con el gato adentro: Preferiras que te lo hayan robado, porque al menos podrás recuperarlo pero, al tener el gato la mente de un niño de cuatro años, el desastre está garantizado.


9. Búscate una pareja que le guste los gatos o los tolere: No pretendo ser un rompecorazones, pero una de tus reglas de oro debería ser "Si te casas conmigo, tambien te casas con mi gato". Si en esto no se ponen de acuerdo, no esperes milagros a menos que en tu país haya un "Jackson Galaxy" que te pueda asesorar - Es el presentador del renombrado programa de televisión "Mi gato endemoniado", que se transmite por "Animal Planet" y aunque no es un veterinario, es todo un experto en la materia -, de lo contrario, el asunto es como pedir que llueva en el Sahara.


Espero que te hayan servido estos consejos. Para datos adicionales, puedes leer las otras entradas didácticas que hay en este mismo blog. Nos vemos en otra entrada de su Planeta Gato.