miércoles, 19 de octubre de 2016

El gato y la escoba (Mi humor gatuno)

Una joven bruja estaba buscando su escoba, para ir a la cita de Halloween con su amado, pero no la encontraba; tampoco encontraba a su gato. Entre refunfuños y lamentaciones, ella estallo.


- ¡¡Yago, juro que cuando vuelvas acá te voy a transformar en ratón por arruinarme mi cita con Kaliman!!


Mientras tanto, en el firmamento oscuro y lleno de estrellas, un gato negro romanceaba con una gatita blanquinegra mientras montaban una escoba.


- Qué romántico eres Yago pero ¿De casualidad esta no es la escoba de tu ama?


A lo que el gato respondió


- Miauuuu, pues sí, se la tome prestada y si de todos modos tiene una queja, recuerda que ya tenemos hechizados a l@s human@s desde hace rato.

 

 

 

 


1 comentario:

  1. Qué gracioso y qué tierno al mismo tiempo, amigo Alberix, jajaja.
    Un beso ;-)

    ResponderEliminar