sábado, 22 de julio de 2017

Cine gatuno: Madagascar



Hola otra vez mis querid@s fans de gatunos, hoy les traigo otra entrada de su querida columna cine gatuno. En esta ocasión comenzaremos a revisar, una por una, las tres películas de la popular saga cinematográfica "Madagascar" - La de los pinguinos no cuenta para mí, ya que no sale Alex el león en esa y este blog es de gatos -.



La trama comienza en el zoológico de Central Park, Nueva York con el cumpleaños de Marty la cebra que, lejos de estar feliz, le aburre la rutina en que vive y desea con ansias disfrutar lo salvaje. Su mejor amigo Alex el león, que se divierte en su estatus de celebridad como "el rey de Nueva York" - Parece más un divo disfrazado de león que a su colega de la "Metro Golden Meyer" -, intenta inútilmente de animarlo.





Ante la insatisfacción con su vida Marty es influenciado por los pinguinos Skipper, Kowalsky, Rico y Private para que los acompañen en su intento de escapar del zoológico. En ese momento Alex, Melman la jirafa y Gloria la hipopótama deciden buscar a Marty para intentar convencerlo que se quede en el zoológico. Los tres se encuentran con Marty, los pinguinos y unos chimpancés llamados Mason y Phil en la Gran estación central pero todos son dormidos con dardos tranquilizantes tras un confuso incidente en que Alex trató de comunicarse ante los aterrados humanos sólo para que su acción se viera confundida como un intento de agresión. El evento salió plasmado en los noticiarios, provocando la ira de los grupos que se oponen a la captividad animal, quienes logran influenciar a la opinión pública contra el personal del zoológico. Estos se ven obligados a enviar a los animales en un barco con destino a África, su lugar de origen.





Durante la travesía, los pinguinos escapan de su cautiverio, reducen a la tripulación y toman el control del barco, desviándolo accidentalmente a las costas de Madagascar. Ya en la isla, sufren todo tipo de peripecias, siendo una de las más divertidas el encuentro con los lemures y su rey Julian XIII, el mismo que le encanta cantar la canción de fondo de la película y que no se toma en serio casi nada. Otro giro argumental interesante es lo que le ocurre a Alex quien, a falta de ser alimentado con carne del zoológico, poco a poco descubre sus naturales instintos carnívoros e imagina a sus propios amigos como deliciosos filetes de carne y es justo aquí donde se pone interesante la trama.






Como es costumbre en este tipo de entradas iré directo al grano en lugar de contarles toda la trama de la película.


Lo bueno: Si bien el argumento parece un poco infantil no deja de ser entretenido, los personajes están bien construidos y la trama se va poniendo mejor llegando al final, donde Alex se hiergue como el verdadero protagonista. Tal vez Alex no tenga el glamour del Simba del "Rey León" ni el aire épico de "Kimba", pero es un personaje tragicómico digno de una epopeya de Shakespeare; el león realiza su lenta transformación de bestia pop tipo Justin Bieber/Michael Jackson a líder de la manada, con la responsabilidad que eso conlleva. Esta metamorfosis es bastante parecida a lo que le paso al príncipe Hamlet, sólo que en esta animación nadie muere, la película no es para nada una tragedia y todo resulta de lo más divertido. El éxito fue tal, que Walt Disney Pictures trató, en vano, de copiar la fórmula, haciendo una película con mejores gráficos pero cuya calidad dejo mucho que desear; es cierto que el héroe fue un león, ¿pero se imaginan a una cabra fea de villano?, sin ánimos de ofender, pero esa producción me parecio tan mala que ni siquiera recuerdo el nombre; sin duda algun@ de ustedes se acordara.



Otro dato positivo es que a diferencia de "La era de hielo", cada película de esta franquicia tiene una temática diferente, aunque la subtrama principal sigue siendo el intento de Alex y sus amigos de regresar al zoológico de Central Park; "La era de hielo", en cambio, todas tienen prácticamente la misma trama: ¿Sobrevivirá la manada en esta película?, con esto no estoy demeritando a la famosa saga cinematográfica, que me entretiene bastante, es sólo que, después de las "Kung Fu Panda", considero que las "Madagascar" son lo mejor de Dreamworks.



También debo recalcar que, a diferencia de las "Eras de Hielo", la calidad de cada "Madagascar", por lo menos hasta la tres, va mejorando de película en película; fíjense y veran por qué.



Lo malo: Los gráficos dejan mucho que desear y aunque van mejorando de una secuela a otra, no alcanzan en calidad a lo mejor de Pixar, cuando era Pixar y no una simple subsidiaria de Disney. El argumento, como dije anteriormente, parece un poco infantil; las de Pixar de antaño, en cambio, aunque son para todo público, hasta las personas adultas las podían ver y sentirse identificadas con los personajes y es que en sus guiones estaban plasmadas historias de adult@s pero hechas de tal forma que también las pudiera ver l@s niñ@s. Lamentablemente ya no podemos ver ninguna diferencia, salvo algunas producciones como "Finding Dory", entre lo que es Pixar y Disney; esta última se encargo de plagiar todas las estrategias y gráficos de la otrora mejor compañía de animación que ha existido y si bien "Frozen" y "Ralph el demoledor" son muy buenas, no se pueden comparar a "Wall E" y "Up", siendo esta segunda la última gran exponente de la dinastía "Pixar".








Tampoco tiene sentido que los pinguinos vayan en el mismo barco hacia Kenya que el resto de la manada ¿Cómo se supone que unos pinguinos van a sobrevivir en la selva? ¿No tendría más sentido enviarlos en otro barco hacia Antártica, para ahorrales el trabajo de secuestrar el barco y naufragarlo a Madagascar? Sin duda esta es la gran laguna argumental de la película, sin embargo, es el que, irónicamente, le da el primer giro dramático a esta; si los pinguinos nunca hubieran secuestrado el barco, nuestros protagonistas jamás hubieran naufragado en Madagascar. Al final, esta laguna argumental les resolvio el problema a los perezosos guionistas para darle sentido a la trama; a fin de cuentas, los pinguinos son los personajes más divertidos y quienes ponen en problemas al resto de la manada.




Lo feo: Aunque en la película no parezca que hay nada feo, sí me parece que los dos chimpancés no tienen gran cosa que hacer, salvo ser los asistentes de los ingeniosos y letales pinguinos. También me diran que tener al rey Lemur de acompañante está de más, pues su función es hasta más secundaria que la de los chimpancés, sin embargo, es este mismo personaje el que le da el sentido al título de la franquicia; recordemos que los lemures son de Madagascar ¿Qué sentido tendría darle el mismo nombre si no hay, por lo menos, un representante de la fauna madagascariana?




En fin, creo que terminamos por hoy, nos vemos en el siguiente análisis de "Madagascar: road 2 Africa".











2 comentarios:

  1. An excellent review. Sufficiently detailed with comparisons and contrasts clear and easily understood or cross-checked. Opinions are plainly stated and are part of a fair assessment of the movie. Good show and thank you, Alberix!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a usted por siempre leerme, Miss Koval.

      Eliminar